El futuro de la libre expresión en una era digital

  • Jack M. Balkin

Resumen

Este ensayo utiliza los debates sobre la neutralidad en la red y la responsabilidad de los intermediarios, como ejemplos de estas tendencias. La libertad de expresión no solo depende de la mera ausencia de censura del Estado,
sino también de una infraestructura de la misma, la que bien diseñada, ofrece oportunidades a las personas para crear y desarrollar tecnologías e instituciones que sus pares pueden utilizar para la comunicación y asociación. Por lo tanto, las políticas que promueven la innovación y protegen la libertad de crear nuevas tecnologías y aplicaciones son cada vez más circundantes a los valores de la libertad de expresión. Las tecnologías hacen que los productos de información y cultura sean cada vez más
valiosos, de modo que puedan ser comprados y vendidos (exportados) a los mercados de todo el mundo. Estos dos efectos contradictorios –de cara a una mayor participación y propietarización– son producidos por el mismo conjunto de avances tecnológicos. Las tecnologías que crean nuevas posibilidades para la participación en la cultura democrática, a menudo amenazan los modelos de negocio que buscan mercantilizar el conocimiento y controlar su acceso y distribución. La propiedad intelectual y el derecho de las telecomunicaciones pueden ser los terrenos en que se produzca esta lucha, no obstante, lo que está en juego es la estructura práctica de la libertad de expresión en el nuevo siglo.
Palabras clave Libertad de expresión, internet, tecnología, innovación, infraestructura, telecomunicaciones, propiedad intelectual.
Cómo citar
Balkin, J. (2014). El futuro de la libre expresión en una era digital. Derecho y Humanidades, (20). doi:10.5354/0719-2517.2014.34814
Sección
Artículos
Publicado
2014-11-24